Accueil

EXCITANTES (PSICOESTIMULANTES) - SEDATIVOS (PSICODEPRESIVOS) - ALUCINÓGENOS (PSICODISLÉPTICOS)

Este cuadro incluye los efectos fisicos y mentales comunes a las drogas de estos 3 grupos.

Estos efectos dependen tanto de la susceptibilidad particular de la persona como de la dosis: son  impredecibles.

Pueden producirse durante el consumo de la droga, pero también después de haber dejado de consumirla, a causa de la larga vida de estos productos en el organismo, o de su almacenamiento en el tejido adiposo y de su subida brutal durante un esfuerzo físico o mental.
Las drogas psicotrópicas son venenos bioquímicos.
Provocan una ALTERACIÓN DE TODAS FUNCIONES VITALES
Las drogas psicotrópicas son veneno para la mente.
Provocan y agravan PERTURBACIONES MENTALES.

Sistema

glandular

Trastornos de la reproducción, de la erección, impotencia

Deshidratación, hipertensión, hipoglucemia o hiperglucemia.

flecheDisminución de la conciencia, de la atención y de la concentración.

flecheSomnolencia o insomnio.

flecheDeterioro de los reflejos, mala coordinación de los movimientos, pérdida de control.

 

flecheDeterioro de la memoria, de la capacidad de aprendizaje y ralentización de las ideas.

flecheDestrucción de la voluntad, desinterés, incapacidad de acción.

 

flecheDesorientación espacial y temporal: la persona ya no sabe en qué fecha está ni dónde se encuentra.

flecheTrastornos de la visión, alteración del gusto.

 

flecheAlteraciones emocionales: paranoia, irritabilidad, agresividad.

flechePulsiones incontenibles, en particular de asesinato o suicidio.

flechePerdida de la noción del bien y del mal

flecheConfusión e irrealidad

flecheEsquizofrenia e irresponsabilidad

flecheDEPRESIÓN

Sistema nervioso central

Epilepsia, convulsiones, temblores, vértigos, mareos, cefalea, escozor, anorexia, bulimia...

Sistema digestivo Náuseas, vómitos, diarrea, constipación, hepatitis.
Sistema cardiovascular

Hipertensión o hipotensión, infarto del miocardio, ruptura del aneurisma, sangrado inexplicable, palpitaciones, accidentes cardiovasculares cerebrales.

Sistema respiratorio  Edema pulmonar, depresión respiratoria.
Sistema cutáneo  Erupciones cutáneas, sequedad de la piel o híper sudoración
Sistema inmunitario

Reacciones alérgicas a veces mortales.
Disminución progresiva y hasta la completa destrucción de las defensas inmunitarias, provocando primero una fatiga inexplicable que favorece múltiples infecciones bacterianas y virales (gripe, tuberculosis, infecciones pulmonares, sida, absceso…) y terminan por provocar el agotamiento del organismo.