Accueil

Empieza un nuevo año. Sigamos, intensifiquemos nuestra lucha contra la plaga de la droga. Nuestros hijos tienen que poder desplazarse, estudiar, distraerse, viajar sin ser víctimas de los que buscan destruirlos. Sigamos, sin descanso, dándoles argumentos que les van a permitir rechazar la droga. Ayudémosles rechazándola primero para nosotros mismos. No dejemos que nos prescriban somníferos, antidepresivos, excitantes, tengamos en cuenta que nuestras dificultades, reales, hoy en día dolorosas, serán superadas en unos meses. Démosles el buen ejemplo. Nada puede ser más fuerte para ellos que el valor del ejemplo. No temamos algunas noches sin sueño, los husos horarios atravesados, afrontar la verdad, solo ella permanecerá. Solo ella nos dará algún día la razón por haber sido capaz de decirla. Tenemos el valor de hacerlo por nuestros hijos. Sabemos que no hay que dar nada por hecho sin un esfuerzo trabajo cotidiano. Escalar una cima a pie nos proporciona un inmenso placer. Atravesar el pacifico remando, vencer el miedo, la soledad, nuestros jóvenes no se equivocan, ahí se sitúa su punto de mira. Seguir el camino del esfuerzo eleva hacia la autoestima, el respeto y el amor hacia los demás. Un bello programa para desarrollar para cada uno de nosotros.

Marie-Christine d'Welles

donacion

¿Lo sabías?

Para tu sala de espera...

¿Eres médico, de profesión liberal... y dispones de una sala de espera?

Pide las plaquetas y post-it de Infancia Sin Droga!

Formar a tus hijos